LA BISTROTECA: Esencia y productos de calidad en cada uno de sus platos

Postado por TOP4YOU em 21/07/2016
Panvel

En el diccionario la palabra sorpresa define perfectamente la sensación que sentí al conocer La Bistroteca, hace un par de semanas, en una cena muy agradable con otros amantes del buen comer; fue una especie de alteración emocional de gustativa, en ese caso. 

La Bistroteca es un precioso restaurante localizado al lado de Goya, en la Calle Espartinas, 7. El proyecto viene de las manos de Vanessa San Juan (también propietaria de El Buey) y su socia Alexandra Galvis. Una es mas de la cocina. La otra de la sala. Y en cuanto a la sala, la decoración es muy bonita y agradable, quizás nos haga viajar a estos espacios neoyorquinos de tipología industrial que mezclado con la madera y detalles de luces, paredes dan un toque acogedor y muy cuidado, apetecible para estar y disfrutar de su carta. 

Si nos vamos a la carta, sorprende. No tan larga ni tan corta. Al principio uno se imagina una hamburguesería corriente, pero no, los platos, trabajados hasta el mas mínimo detalle, denotan el producto de temporada, con mezclas muy bien conseguidas. Con la carta viajamos a los cuatro costados del mundo, disfrutando de sabores tan autóctonos de cada lugar.  Su carta esta dividida en distintos entrantes, brochetas, burguers, entre panes y 5 postres. 

Para comenzar disfrutamos de un Guacamole servido en mortero de piedra con lima, cilantro, cebolleta tierna y terminado en mesa. Eso me encanta porque se ve lo natural y fresco de ese plato. Seguimos con un Tartar de tomate con anchoa ahumada que estaba increíble y terminamos con un magnifico Tataki de entraña con chimichurri, sabores muy argentinos pero con técnica oriental. Y estas mezclas de cada uno de los entrantes, me encantó. 

De segundo, no podíamos dejar de probar alguna brocheta y en ese día la de Vieiras con verduras a la plancha con crema de chirivías y reducción de naranja, dejaba agua en la boca. De las hamburguesas, La Gansa me sedujo con su carne 100% de vaca rubia gallega, medallón de foie a la plancha, cebolla caramelizada y rucola. Y la curiosidad nos hizo probar la Nipona, que con un medallón de atún a la plancha, chips de alga nori, tomate, canónigos y mahonesa de wasabi, provocaba miles de sensaciones en boca. 

Y el postre, también hecho en la mesa, estaba sublime. Era un Mousse de maracuyá con crumble de almendras.

Passe o mouse sobre as miniaturas abaixo para mais fotos