PARA LAMERSE LOS DEDOS: Bocaíto, tapas que sorprenden desde el primer bocado

Postado por TOP4YOU em 13/05/2016
Panvel

Que si, que me gustan mucho las tapas. Puede que sea algo muy típico de Madrid, de España, pero es una delicia ir a restaurantes y probar distintos aperitivos en la barra o en la mesa. 

Hacía tiempo no iba a un restaurante tan clásico, tradicional y si que me gustan los sabores de siempre, no digo de la abuela porque la mía estaba en Brasil y allá comemos distinto, pero entiendo que hay cocinas que permanecen para siempre en la memoria. En este caso, si os gusta acordaros de la comida y los sabores de vuestra casa, de antaño comiendo un buen producto a bocados, no podéis perder la carta de Bocaíto: el que fue la primera barra de tapas de Madrid y que tiene una carta de lo mas deliciosa. 

El sábado fui con mi madre a comer, nos recibió Paco Bravo, la tercera generación que está al frente del negocio, un encanto, que bien nos cuidó y nos recomendó cada uno de los “bocaítos” que probamos. 

Para situaros Bocaíto esta ubicado en Chueca, en la Calle Libertad, 6. Es un restaurante moderno por fuera, de hecho en verano pasado cambiaron la fachada y por dentro, te sorprende los castizo que es, me encanta. La barra a la entrada, siempre llena, da paso a los distintos salones comedores. 

En los fogones la filosofía consiste en la perseverancia en buscar la mejor calidad en la materia prima, en la destreza de las mejores técnicas de corte de cuchillo, en la elaboración de los productos al momento y, por ultimo, en no abandonar la esencia de cocina tradicional castellana y andaluza. 

En la mesa, la recomendación en esa comida fue de probar las “tostas” y los “bocaítos” tan típicos del restaurante, que les dio la fama y que gracias a esos clásicos el restaurante cumple 50 años. “Anchoa natural, Tosta de gambas con base de ali oli, Tosta de foie de bacalao con caviar,  Salmón ahumado con palmito y caviar y por ultimo la “Tarta de manzana (al estilo bávaro), hecha realmente con manzana y canela y ya, esto fue lo que probamos y nos quedamos con ganas de lamernos los dedos de los rico que estaba todo. 

Pero a parte de las famosas “tostas”, la carta de Bocaíto sorprende con Cocido madrileño, Callos, Fabes con perdiz, Chuletitas de cordero lechal entre otras creaciones tan castellanas que encantan a todo el mundo. 

En la barra o en la mesa estoy segura que vais a disfrutar de las tapas mas delicatesen de Madrid, porque el producto lo vale, es estupendo y el esmero en la cocina de Bocaíto es lo que le hace celebrar su 50 cumpleaños con la sala siempre llena de clientes nuevos, antiguos, los de siempre. Y los que vuelven, como yo que el viernes quiero repetir comida informal alli.

Passe o mouse sobre as miniaturas abaixo para mais fotos